martes, 12 de febrero de 2013

EL MACHO CABRIO DE ELIPHAS LEVI



Esta, la famosa imagen del gran alquimista y mago Eliphas Levi, contiene una enorme carga simbólica digna de ser analizada desde varias perspectivas. Pero y sin embargo, para no perder el enfoque, debemos iniciar  con la reflexión acerca de su trasfondo.
Y para esto, es menester anunciar que su trasfondo es de carácter "iniciático"; es decir, la profunda comprensión de su simbolismo va de la mano con el nivel de preparación que todo postulante posea en cualquier escuela seria de metodología iniciática.

Es este hecho mencionado anteriormente, el que precisamente ha producido toda cantidad de tergiversaciones debido a la falta de información y experiencia con un conocimiento que en los últimos años se ha mostrado más abierto y accesible pero que sigue siendo presa de la ingenuidad y del abuso de aquellos que sin comprender tienen la osadía de interpretar un mensaje que no es nada fácil.

Y, con esto, y para muestra un botón, basta con mencionar que para poder analizar correctamente esta imagen no solo se deben tener bastos conocimientos esotéricos, de ocultismo y místicos; sino que además se debe tener una fuerte base afianzada en sólidos estudios de la psicología de Carl Jung, quién nos enseña a entender la fenomenología del psiquismo humano y así comprender cómo se procesa el mensaje simbólico y la fuerte corriente que produce su arquetipo original.

Porque así resulta, y es que toda traducción simbólica proviene de un proceso mental que debe tener la capacidad no solo psicológica sino incluso hasta biológica, de soportar la terrible carga que conlleva el estudio de los arquetipos.

Este proceso psíquico es el que permite llegar a entender perfectamente los mensajes codificados por el arquetipo a través de toda la simbología necesaria. Y así entenderla de manera veráz que nos permita poner en práctica todo conocimiento adquirido para generar la experiencia necesaria.

Todo lo dicho anteriormente, justifica la razón y que opaca a la simple especulación y que en este caso particular se ha dado por varios años.
Actualmente creer que esta imagen representa al diablo, a satán, o que al menos es satánica; es permanecer en el pasado y rehusarse a vislumbrar la evolución del pensamiento y del razonamiento.

Vamos a analizar muy superficalmente, a fin de ir otorgando herramientas que permitan razonar de manera diferente a fin de ir acercándonos mucho más al verdadero significado.

Veamos, iremos enunciando ciertos detalles:

- La posición de las manos
- El pecho de senos femeninos.
- El caduceo y las serpientes
- Los cuernos
- El pentagrama

Vamos:

"El macho cabrío lleva sobre la frente el signo del pentagrama, con la punta para arriba, lo que basta para considerarla como símbolo de luz; hace con ambas manos el signo del ocultismo y muestra en alto la lunablanca de Chesed y en bajo la luna negra de Geburah. Este signo representa el perfecto acuerdo de la misericordia con la justicia. Uno de sus brazos es femenino y el otro masculino, como en el andrógino de Khunrath, atributos que hemos debido reunir con los de nuestro macho cabrío, puesto que es un solo y mismo símbolo. La antorcha de la inteligencia, que resplandece entre sus cuernos, es la luz mágica del equilibrio universal; es también la figura del alma por encima de la materia, aunque teniendo la cabeza misma, como la antorcha tiene la llama. La repugnante cabeza el animal representa el horror al pecado, cuyo agente natural, único responsable, es el que debe llevar por siempre la pena; porque el alma es impasible en su naturaleza, y no llega a sufrir más que cuando se materializa. El caduceo que tiene en vez de órgano generador representa la vida eterna; el vientre, cubierto de escamas, es el agua; el círculo, que está encima, es la atmósfera, las plumas, que vienen de seguida, son el emblema de lo volátil; luego la humanidad está representada por los dos senos y los brazos andróginos de esa esfinge de las ciencias ocultas". [Tomado de Dogma y Ritual de la Alta Magia por Eliphas Levi]

---

Eliphas Levi fue el primero en adaptar el pentagrama con las dos puntas hacia arriba como símbolo del Mal. Durante la Edad Media la estrella de dos puntas hacia arriba representaba el invierno [la Estrella Oriental de la Masonería es ésta misma estrella. Tal es el verdadero Pentáculo Pitagórico denominado "pentágonas" -de cinco ángulos. El Pentágono que se hallaba en el centro era una casa; como tal, al tener las dos puntas hacia arriba NO está invertido -y tampoco tiene nada que ver con las estaciones. La Estrella Oriental sigue utilizando éste símbolo hasta el día de hoy, y no consideran que esté invertido, mucho menos maligno] Levi hizo dos ilustraciones del pentagrama, la primera era la buena, bastante cristianizada, que representaba las cinco extremidades de un hombre dentro de las cinco puntas del pentagrama, los nombres Adán y Eva dentro de la estrella y las letras hebreas correspondientes a Yshua a su alrededor. Lo llamó el hombre microcósmico y representa los cuatro elementos, tierra, aire, fuego y agua representados por los miembros del hombre, su cabeza representando el espíritu

Junto al hombre microcósmico, dibujó una estrella con las dos puntas hacia arriba, con la cabeza de una cabra dentro de ella. Los nombres Samael y Lilith estaban escritos en ella, y alrededor la palabra Leviatán. Al hacer esto, formó, por primera vez, una diferencia entre el bien y el mal simbolizados por el pentagrama.

Como apunte colateral, es bastante significativo que el Cabrío de Levi se halle como símbolo del Diablo tanto en el Tarot de Marsella y en el de Wate-Rider, ambos anteriores a 1900.

Se considera esto, un error de interpretación por quienes inescrupulosamente han tergiversado la intención del símbolo en estas arquetipificaciones sin ningún tipo de conocimiento ocultista o esotérico.
De ahí que varias escuelas que promueven el uso e interpretación de las cartas del Tarot, estén contaminadas con este error.

No hay nada de satanismo, ni de demoníaco en esta imagen que busca llegar al subconsciente con un mensaje claro de transformación, la misma que se da, desde adentro hacia afuera.


Realmente fue Hollywood con sus filmes de misterios, donde figuraron a órdenes satánicas que usaban la estrella de 5 puntas como símbolo de su maligna presencia.

En realidad, la alegoría de todo este simbolismo tiene miles y miles de años de utilización, pero estos deben ser correctamente entendidos en su ciencia simbólica.

La verdadera magia se encuentra en el poder de transformar uno mismo, su propio interior.










1 comentario: